Covirán Granada, campeón de invierno (Foto: Photographerssports)
|
Noticia LIGA LEB PLATA

El renacimiento se apodera de la Liga de la igualdad

1/4/2018 Con Covirán Granada como principal dominador y el Fundación Globalcaja La Roda como equipo revelación, la Liga LEB Plata completó el pasado fin de semana su primera vuelta dejando sumamente abierta la lucha por los principales objetivos de cara al tramo final de la temporada. Un camino que dará comienzo este sábado con las pilas recargadas e ilusiones renovadas a la búsqueda de los objetivos más ambiciosos.

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Un año más, la Liga LEB Plata no ha fallado a las expectativas durante sus primeros meses de competición con la disputa de 15 jornadas, 120 partidos y un total de 4850 minutos de juego en los que no han faltado la emoción, el espectáculo y, por supuesto, las sorpresas.

Y es que la Liga LEB Plata nos tiene acostumbrados cada temporada a un sinfín de sobresaltos y sorpresas agradables como las protagonizadas en este inicio de curso en el que todo un recién ascendido como el Fundación Globalcaja La Roda ha logrado inscribir su nombre en la final de la Copa LEB Plata como campeón de invierno. Una hazaña de la que se quedó a las puertas el renacido Torrons Vicens Hospitalet y de la que estuvo sumamente cerca un Arcos Albacete Basket venido a más durante el presente curso.

Y es que tanto catalanes como manchegos no han desaprovechado las segundas oportunidades de una competición en la que tienen ya prácticamente atada una permanencia que, sin embargo, se encuentra a un sólo triunfo de esa novena plaza que marcará el corte clasificatorio para la disputa de los Playoffs por el ascenso.

Un dato que asegura vibrantes emociones de cara a una segunda vuelta que cada club asentará sobre los sólidos cimientos construidos a lo largo de los últimos meses de un productivo 2017.

 

Covirán Granada y la reedición del éxito:

Saltar a la pista vistiendo la camiseta del Covirán Granada supone hacerlo de la mano de esa presión añadida que genera el ser señalado por todos como los principales candidatos al ascenso directo. Un papel que el vestuario de Pablo Pin ha sabido asumir con naturalidad haciendo de la presión un elemento más de su trabajo diario. De este modo, los nazaríes han sido capaces de proclamarse campeones de invierno por segunda temporada consecutiva lo que les garantizará la disputa de la Copa LEB Plata sobre la cancha del Palacio de los Deportes donde defenderán el título conquistado el pasado curso. Todo ello tras una primera vuelta en la que tan sólo han dejado escapar un par de encuentros y en la que han ido creciendo con el paso de las semanas para alcanzar el fin de año en su mejor momento del curso. La lesión de Ferrán Torres para las próximas 8 semanas será uno de los principales hándicaps de cara al inicio de una segunda vuelta para que los andaluces se han reforzado con la llegada del senegalés Maodo Nguirane y en la que seguirán trabajando a la búsqueda de un ansiado ascenso que el pasado curso se escapó en los compases finales de la temporada. Mimbres hay para ello y, si la suerte acompaña, trabajo no faltará.

 

FG La Roda, un debutante para la historia:

Tendríamos que retroceder hasta la temporada 2013/14 para toparnos con la última ocasión en la que un equipo debutante -por aquel entonces el Bto. Fuenlabrada de Armando Gómez- consiguió clasificarles para la disputa de la Copa LEB Plata durante su temporada de debut. Una hazaña reeditada esta temporada por un Fundación Globalcaja La Roda que, tras su ascenso desde la Liga EBA, ha logrado completar una primera vuelta para la historia. Abonados a los primeros puestos de la tabla ya desde las primeras jornadas, los manchegos se han hecho fuertes en su pabellón para poder certificar una segunda plaza avalada por las cinco victorias consecutivas con las que lograron cerrar la primera vuelta. Y es que los de Alejandro González han sabido plantar cara a cada rival para poder explotar al máximo sus opciones en una Liga que les ha premiado con un merecido premio, una cita Copera en la que lucharán por el primer título de su historia en el baloncesto profesional con la tranquilidad que aporta el tener virtualmente asegurado el objetivo inicial de la permanencia.

 

Torrons Vicens, Arcos Albacete y el renacimiento:

Llegaron a la Liga LEB Plata el pasado curso y no pudieron mantener la categoría pagando la “novatada” deportiva de los recién ascendidos pero el Torrons Vicens Hospitalet y el Arcos Albacete Basket supieron aprovechar durante el verano esa segunda oportunidad llegada a modo de continuidad para armar dos sólidas plantillas con las que volver a intentarlo. De este modo, tanto el equipo entrenado por Jorge Tarragona como el de Alfredo Gálvez han sido capaces de sumar 11 y 10 triunfos respectivamente con las que mantenerse en la lucha por la copa hasta el último suspiro. Más allá de la pugna por la clasificación copera, ambos equipos han desprendido las mejores sensaciones posibles a lo largo de una primera vuelta con la que han asegurado de manera virtual su presencia en una Liga en la que su ambición les llevará a luchar ahora por otro reto histórico para ellos, la clasificación para unos Playoffs por el título que supondrían el colofón idóneo para su año de renacimiento.  

 

HLA Alicante, un buen trabajo:

Ejercieron durante la última jornada de la primera vuelta como los principales favoritos a la conquista de la segunda plaza para la Copa LEB Plata pero una fatídica prórroga en Albacete terminó apartando a los alicantinos de la que hubiera sido su segunda final consecutiva. Pese a ello, este sinsabor no empaña el buen trabajo realizado por el equipo de David Varela a lo largo de una primera vuelta en la que han tenido que ir creciendo con el transcurso de la competición para asentar a su plantilla las numerosas piezas nuevas llegadas durante el verano. Con Pedro Rivero como el cerebro del equipo sobre la cancha, los alicantinos seguirán trabajando fieles al “partido a partido” a lo largo de una segunda vuelta en la que, a buen seguro, alcanzarán muy pronto su mejor versión.  

 

De Morón a Ávila, pasando por Pamplona:

Tres localidades de mucho y buen baloncesto han aprovechado la primera vuelta para asentar y conjuntar a sus respectivas plantillas en un año de renovación y en el que han ido dando pasos al frente hacia la conquista de los primeros triunfos. De este modo, el Aceitunas Fragata Morón de Rafa Rufián, el Basket Navarra de David Mangas y el Ávila Auténtica de Sergio Jiménez tienen ya gran parte del camino recorrido tras unos primeros meses en los que se han asentado en puestos de playoffs. A partir de aquí, el reto pasará por hacerlo lo más fuertes posibles en casa algo que en el Basket Navarra han entendido este año a la perfección dejando escapar únicamente un triunfo. De este modo, esta tripleta de clásicos querrá seguir optando a unos playoffs por el ascenso en los que, tradicionalmente, todo comienza de cero. Y si no que se lo digan a un Sergio Jiménez capaz de liderar, dos años atrás, un ascenso contra pronóstico con el Sáenz-Horeca Araberri.

 

De los playoffs al descenso, en un solo triunfo:

Siete son los triunfos que marcan en estos momentos el corte clasificatorio para los playoffs por el ascenso y seis aquellos con los que cuenta el primer equipo en puestos de peligro. Una diferencia mínima que llevaría en estos momentos al debutante Real Canoe a disputar la fase final y a su homónimo Plasencia Extremadura a regresar a la Liga EBA un año después de su ascenso. Eso sí, esta situación será tan cambiante a lo largo de la segunda vuelta como dictaminen los designios de una Liga en la que los debutantes han exhibido músculo durante la primera vuelta.

Con los madrileños en puestos de Playoffs con siete triunfos ya en su casillero, los murcianos igualado con ellos pese a su racha de seis derrotas consecutivas, y los extremeños a rueda la savia nueva llegada desde la Liga EBA combatirá por poder entrar en la fase final con la vieja guardia que representan unos Xuven Cambados y Agustinos Leclerc que han dado un pequeño paso atrás durante las últimas semanas con dos y cuatro derrotas respectivamente.

 

Primeras urgencias para los tres últimos clasificados:

Con una joven plantilla y una vez disputados sus primeros 15 encuentros en la competición, el filial del Baskonia afronta esta segunda vuelta con el doble objetivo que supone el seguir formando a sus jugadores sin dejar por ello de luchar por triunfos claves en su camino a la permanencia. Un reto para el que los vitorianos sacan un triunfo de ventaja sobre unos Aquimisa Laboratorio Queso Zamorano y CB Martorell obligados a no fallar durante las próximas semanas y avalados por su paso al frente de las últimas semanas. Con la permanencia a 3 y 4 triunfos respectivamente, la experiencia de los zamoranos el pasado curso para pasar del farolillo rojo a la permanencia puede ser un grado a su favor.